Investigación, cría en cautiverio y cámbio climático

El impacto de las principales amenazas para las ranitas de Darwin se ha reducido para el año
2028, debido a que:

 

• Se ha protegido efectivamente el hábitat de las ranitas de Darwin en todas las localidades prioritarias con la presencia confirmada de estas especies, con el fin de revertir las declinaciones poblacionales y facilitar la auto sustentabilidad de las poblaciones.


• Se ha iniciado la restauración ecológica del hábitat de las ranitas de Darwin (se han controlado las amenazas asociadas a la degradación del hábitat) en áreas degradadas con o sin extirpaciones recientes, y en el caso de las áreas donde han ocurrido declinaciones poblacionales o extirpaciones recientes, se ha iniciado la reintroducción a partir de individuos criados en cautiverio (previa evaluación de riesgo que tome en cuenta patrones de diversidad genética de los individuos introducidos y de las poblaciones receptoras, protocolos de bioseguridad, entre otros factores).


• Se controlan las especies invasoras que podrían ser perjudiciales para las ranitas de Darwin, como el hongo causante de la quitridiomicosis de los anfibios o el jabalí, de tal manera que ya no son una amenaza para la sobrevivencia de sus poblaciones.

Acciones

© 2018 Estrategia Binacional de Conservación de las Ranitas de Darwin