Las Ranitas de Darwin

La ranita de Darwin del Sur habita los bosques templados del sur de Chile y Argentina, latitudinalmente desde Concepción hasta Aysén. Aunque muy similar en apariencia a su congénere del norte, esta especie está totalmente adaptada a la vida terrestre dentro del bosque nativo, no precisando de cuerpos de agua para ninguna de las etapas de su ciclo de vida. Esto es posible debido a que la neomelia de la ranita de Darwin del Sur es completa: los renacuajos alcanzan la metamorfosis dentro del saco vocal del padre, para ser expulsadas luego al bosque como pequeñas ranitas.

La ranita de Darwin del Sur es un animal increíble, teniendo una gran variación latitudinal de coloración y tamaño, aunque nunca superando los 4 cm de longitud. En los ambientes más estacionales de los Andes cordilleranos, las ranitas son de mayor tamaño y en mayor porcentaje de coloración café, mientras que, en ambientes que son más estables climáticamente, como es el caso de la Isla de Chiloé, estas ranitas son de menor tamaño y presentan en mayor porcentaje coloraciones en los tonos del verde. Su coloración ventral es totalmente diferente a la dorsal, intercalando manchas negras y blancas para formar un patrón de que es único en cada individuo, tal cual como una huella digital.

Al igual que el Sapito Vaquero, la ranita de Darwin del Sur emite un silbido a modo de canto. Este canto es utilizado por los machos para atraer a la hembra, pero al parecer las hembras también suelen emitir este canto habitualmente, lo que sugiere que el canto podría tener una importancia social que va más allá de su solo uso con fines reproductivos. 

Las poblaciones de la ranita de Darwin del Sur han mostrado también una declinación alarmante desde la década de los 80’s. Particularmente preocupante es la situación de las poblaciones más cercanas a Concepción, las que han desaparecido en su gran mayoría. Además de la pérdida de su hábitat, sabemos que estas ranitas son altamente susceptibles a una enfermedad fúngica de la piel de los anfibios conocida como quitridiomicosis. Por estos motivos, esta especie es clasificada como Amenazada por la ley Argentina (Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable) y En Peligro por la ley chilena (Reglamento de Clasificación de Especies) y por la lista roja de la UICN.

© 2018 Estrategia Binacional de Conservación de las Ranitas de Darwin